Pekín.- China planteó varias iniciativas de impulso a un modelo de desarrollo beneficioso para los países del mundo, que sea inclusivo y permita responder a desafíos en la alimentación, producción de energía y educación.

Las propuestas las presentó el ministro de Relaciones Exteriores, Wang Yi, en una reunión sobre el tema con homólogos de todo el orbe y celebrada en el contexto de la Asamblea General de Naciones Unidas.

Según el jefe diplomático, Beijing lanzará 50 proyectos de cooperación en terrenos como la lucha contra la pobreza, seguridad alimentaria e industrialización, y firmará acuerdos con las agencias de ONU para implementar programas agropecuarios.

Implementará una asociación global dedicada a desarrollar fuentes de energía limpia, fomentará la introducción de sistemas inteligentes en los servicios aduaneros y fronterizos, y creará una alianza sobre la educación digital.