Villa Clara, Cuba. – La provincia de Villa Clara cerró el primer semestre de este año con una tasa de mortalidad infantil de 3,6 por cada mil nacidos vivos. 

Según dio a conocer el sitio web del periódico Vanguardia de esa provincia, la cifra es halagüeña en comparación con igual período del 2019, en los empeños por continuar reduciendo ese indicador.  

Aun cuando la disminución de la mortalidad infantil en Villa Clara es alentadora, la natalidad continúa siendo una problemática en el territorio más envejecida de Cuba, al producirse en igual etapa del actual año 303 nacimientos menos.

En esa provincia central, al cierre del mes de junio, ocho municipios cerraron el primer semestre del 2020 con cero decesos en niños menores de un año; mientras que Quemado de Güines resultó el de mayor estabilidad dentro del Programa de Atención Materno Infantil.