Esta medida podría dejar en la calle a cerca de 50 mil niños.

El gobierno de Estados Unidos pretende evitar que los inmigrantes indocumentados accedan a ayudas para pagar una vivienda, lo cual podría dejar en la calle a cerca de 50 mil niños, informó hoy la prensa.

El reporte del diario The Hill indicó antes de entrar en vigor, la normativa será sometida a debate público; el objetivo de la medida es prohibir el acceso a ayudas para vivienda a aquellas familias en las que al menos uno de los miembros es un inmigrante indocumentado.

Las informaciones divulgadas precisaron que en la práctica tal procedimiento impactará de forma negativa en casi 200 mil personas, de las que el 70 % son residentes legales.

Para la administración del presidente Donald Trump el objetivo es asegurarse que las ayudas solo se destinen a familias estadounidenses no a aquellas en las que al menos uno de los miembros es indocumentado.