Matanzas, Cuba. – Durante la reunión del Grupo Temporal de Trabajo trascendió que en la provincia de Matanzas se intensifican las medidas de control epidemiológico ante el incremento de los casos positivos de la Covid-19.

Por la presencia del virus y la infección simultánea de catarro común las autoridades de Salud insisten en el uso obligatorio del nasobuco, desinfección de manos y rigor en las normas higiénicas en los centros recreativos.

Ailuj Casanova Barreto, directora de Salud Pública en Matanzas, aseguró que ante el alza de casos positivos al Sars-CoV-2 se habilitarán centros para recibir a las embarazadas, niños y otras personas de alto riesgo.

Casanova Barreto insistió en que los municipios alisten sus capacidades para posibles ingresos, al tiempo que llamó a las mesas coordinadoras a cumplir los protocolos para el enfrentamiento a la Covid-19.