La Habana, Cuba.- El poderoso huracán Mathew, con categoría 4 en la escala saffir-Simpson de 5, se encuentra en estos momentos sobre el territorio de Guantánamo, donde ahora se siente la engañosa calma del ojo del meteoro.

“Ahora acaba de tocar tierra el ojo, la parte en la cual hay vientos en calma, no hay nubosidad, deja de llover y salen las nubes. Uno de los fenómenos más equívocos de la Naturaleza”, afirmó el meteorólogo José Rubiera, al intervenir en la Mesa Redonda.

A las seis de la tarde, el centro del Meteoro, que tiene entre 28 y 30 kilómetros, estaba a 30 kilómetros al sur de Punta Caleta y a 45 kilómetros al sur-suroeste de Punta de Maisí, en el extremo más oriental de Cuba.

Los vientos en zonas cercanas al centro son de 220 kilómetros por hora, con movimiento al Norte a 15 kilómetros por hora y una presión de 949 hectopascales.

Sigue siendo un peligro

“Si hubiera sido más hacia el oeste, hubiera sido mucho más malo”, afirmó el meteorólogo José Rubiera, al explicar la penetración del huracán Mathew por un punto de la provincia de Guantánamo, en el extremo oriental del país.

El experto señaló que el meteoro sigue siendo un peligro, pues aunque la mayor parte de la circulación, la más intensa, queda a la derecha y sobre el Paso de los Vientos, se sentirán los embates de la parte izquierda.

“La salida de Mathew del territorio nacional está prevista dentro de dos horas más tarde por Bahía de Matas, por lo que cruzará por una zona más estrecha en la que prácticamente no se debilitará”, subrayó Rubiera.

Vaticinó vientos huracanados en la provincia de Guantánamo, y una parte de Holguín, mientras que Santiago de Cuba, Granma Las Tunas y parte de Camagüey y la cayería norte, sufrirán vientos de tormenta, además de inundaciones costeras.

Etiquetas: