Managua, Nicaragua. – El canciller de Nicaragüa, Denis Moncada, informó que con instrucción del presidente Daniel Ortega, envió al secretario general de la Organización de Estados Americanos su posición de denuncia a las intromisiones en los asuntos internos y la decisión de abandonar ese ente.

Moncada dijo que esa decisión se adoptó tras la declaración de la Asamblea Nacional ante la injerencia del organismo, del 16 de noviembre, y el acuerdo de la Corte Suprema de Justicia y del Consejo Supremo Electoral, del 18 último, en los cuales se instó al Ejecutivo a denunciar la Carta de la OEA.

La Organización de los Estados Americanos ha sido diseñada como un foro político diplomático que nació por influencia de los Estados Unidos como instrumento de injerencia e intervención.

El pueblo y Gobierno de Nicaragua renuncian a formar parte de esta organización cautiva en Washington, instrumentalizada en favor de sus intereses.