La Habana, Cuba. – Lázaro Blanco y Alfredo Despaigne, guiaron el inicio triunfal de la selección cubana de béisbol en la Serie del Caribe, con pizarra de 3 por 1 sobre los representantes mexicanos.

Blanco no permitió carreras a los Charros de Jalisco en su labor de 7 innings, luego subieron a la lomita un inefectivo Liván Moinelo, Vladimir García quien sufrió la única anotación rival, y Raidel Martínez sacó el último out.

Despaigne resaltó en la ofensiva con 3 remolques y 3 de los 9 jits de los reforzados Leñadores de Las Tunas; le escoltó Jorge Alomá con par de indiscutibles; en la nómina destacó la presencia de Danel Castro como bateador designado.

Este miércoles los cubanos buscarán extender su invicto en la Serie del Caribe, y quedar solos en la vanguardia de su grupo, cuando enfrenten a los venezolanos Cardenales de Lara.