Compartir

La Habana, Cuba. – Con motivo del Día de la Cultura Cubana, hoy quedó emplazado en la sede principal del habanero Museo Nacional de la Música una lienzografía mural con una copia de la partitura original de La Bayamesa, devenido Himno Nacional.

La gigantografía del artista de la plástica, Santos Toledo, retomó la tradición de exhibir en el vestíbulo de esa institución, cada 20 de octubre, la partitura original escrita por Perucho Figueredo hace 153 años.

En palabras de agradecimiento, Toledo subrayó sus vínculos con el Museo Nacional de la Música en eventos y exposiciones y dijo sentirse orgulloso de que su obra sea parte de ese almacén de la cultura cubana.

Como colofón de la ceremonia, el público escuchó la melodía más antigua que se conserva del Himno Nacional, fechada en 1893 y reproducida en una caja de música Regina.

Fotos: Pedro Quiroga Jiménez