Un espacio de confluencia de tradiciones y expresiones autóctonas de la vida espiritual de Santiago de Cuba constituye la celebración de la Semana de la Cultura en  ese territorio oriental, que concluirá mañana.

Desde el lunes último, la urbe vive días de jolgorio que saludan la riqueza cultural de un terruño que no es solo cuna de la trova, el son y el bolero, sino también portador de múltiples expresiones de arraigo popular.

Integran el programa de la Semana de la Cultura, conciertos, exposiciones, certámenes asociados a vertientes sonoras típicas de Santiago de Cuba como: la conga y melodías tradicionales, entre otras actividades.

Dedicada en esta ocasión al aniversario 503 de la fundación de la villa de Santiago de Cuba, la jornada consolida uno de sus objetivos dirigido a promocionar lo mejor del quehacer del Movimiento de Artistas Aficionados y de los profesionales.