La Habana, Cuba. – Las fuerzas del derechista Mauricio Macri parece que colonizan las filas del presidente electo de Argentina, Javier Milei.

Viejo zorro de la política, Macri había advertido muchos meses antes de las elecciones la facilidad de tomar por asalto la formación ultraderechista Libertad Avanza. Y así ha sido hasta ahora.

Luis Caputo, exministro de Finanzas macrista y con un importante papel en la gigantesca deuda con el FMI, asumirá nada menos que la cartera de Economía. El puesto de Seguridad va a manos de Patricia Bullrich, otra que integró la coalición de derecha Juntos por el cambio.

Para entregar esas importantes carteras, Milei tuvo que desplazar a algunos de sus correligionarios que previamente había anunciado en un eventual gabinete. El costoso pacto político con el macrismo hace evidente la debilidad de la ultraderecha argentina.

Donde dije digo, digo Diego

El electo presidente argentino Javier Milei tiene ahora que asumir el precio de la alianza con las fuerzas de Mauricio Macri que le permitieron llegar a la Casa Rosada.

Después de declararse como un anticasta, en referencia a los políticos tradicionales, lo cierto es que el mandatario electo se está rodeando de la misma clase que prometió eliminar.

Milei es loco, pero no bobo, y sabe que su legitimidad real no es el 55 por ciento obtenido en la segunda vuelta electoral, por eso tiene que hacer pactos que le permitan manejar una gobernabilidad que se avizora complicada ante el anunciado ajuste económico.

Tras su reciente viaje de canonización a Washington advirtió que vienen dos años de una dura estanflación, que le ofrecen un pasaje a Argentina en un Titanic económico.