La Habana, Cuba. – Deborah Fialho Secco Moura interpreta a Caroline Figueiredo Bottini Athayde en la telenovela brasileña Nuevo Sol.

Con el nombre de Karola es conocido el personaje que la versátil actriz asume en el culebrón de marras, creado por João Emanuel Carneiro; y dirigido por Dennis Carvalho y María de Médicis. Deborah nació en Río de Janeiro, el 26 de noviembre de 1979.

Su primer papel prominente lo desempeñó en la serie Confesiones de adolescentes en la televisión Cultura. Poco después fue seleccionada por la productora O Globo para la novela Suave Veneno en el papel de Marina, amante de futbolistas.

En el año 2000 dio vida a la villana Iris Frank Lacerda Mendes, en Lazos de Familia, y posteriormente protagonizó la puesta televisiva La Patrona, en el papel de Cecília de Sá.

Apasionada actriz

La próxima víctima, La Favorita e Insensato Corazón son algunas de las telenovelas en las que ha actuado Deborah Secco.

La intérprete asume el papel de villana en Nuevo Sol, donde hace gala de su talento y temperamento ante las cámaras. Confesó haber sentido una gran felicidad al dar vida a Karola. Tengo puntos en común con ella, afirmó la actriz, quien niega ser ambiciosa como su personaje.

En Segundo Sol, como aparece titulada la telenovela en idioma portugués, ya Deborah era madre de María Flor, a la que la une una relación entrañable. Mi hija es todo para mí, expresó en entrevista de prensa la intérprete de Karola en el melodrama de amores, traiciones e intrigas que exhibe la televisión cubana.

La actriz, voluptuosa y entusiasta, manifiesta que además de su hija la actuación es su gran pasión.