Compartir

Artemisa, Cuba.- Profesionales de la Atención Primaria de Salud en Artemisa, reciben capacitación acerca de todo lo referente a la Fiebre de Oropouche, a pesar de no reportarse casos con indicios de la presencia del virus.

Por ser los médicos de la familia quienes más contacto tienen con la población en las comunidades, cumplen la orientación de dar seguimiento a los pacientes con síndromes febriles inespecíficos.

Jessica González, jefa del Departamento de Enfermedades Transmisibles, en la Dirección de Higiene y Epidemiología de Artemisa, asegura que en la provincia se diseñan las medidas pertinentes para enfrentar, de ser necesario, el virus de la Fiebre de Oropouche.

Entre otras medidas para disminuir los factores de riesgos, se aconseja evitar la acumulación de residuos que faciliten la reproducción y reposo de vectores, eliminar malezas, y el uso del mosquitero en personas con síntomas febriles.

Etiquetas: - -