La Habana, Cuba.- El 13 de abril de 1961 la tienda El Encanto, un importante comercio del país y de los primeros en ser nacionalizados por el gobierno revolucionario, ardió hasta consumirse, llevándose además la vida de una de sus trabajadoras.

Fe del Valle murió en el siniestro mientras intentaba rescatar la recaudación de una delegación de la Federación de Mujeres Cubanas que allí se guardaba.

El autor del siniestro, quien fue apresado por los milicianos, formaba parte del grupo terrorista Movimiento de Recuperación del Pueblo, con probados vínculos con los servicios secretos estadounidenses de Miami.

Los cubanos nunca volvieron a reconstruir El Encanto, sino que lo convirtieron en un parque que honra la memoria de Fe del Valle y recuerda las consecuencias dolorosas de la guerra sucia del gobierno de la nación del norte contra Cuba.