En las provincias de Pinar del Río y Cienfuegos comenzará aplicarse a partir del segundo semestre de este año el impuesto sobre la ociosidad de tierras agrícolas y forestales, informa el diario Granma.

De acuerdo con la publicación, ese gravamen tiene como objetivo estimular la explotación eficiente de los suelos del país e impulsar la producción agropecuaria.

Vladimir Regueiro Ale, director de Política de Ingresos del Ministerio de Finanzas y Precios, dijo que no se trata de una medida recaudatoria, sino de un instrumento que incite a poner la tierra a producir.

Regueiro Ale informó que, con ese propósito, posteriormente se continuará trabajando para extenderlo a otros territorios del país, según lo dispuesto en la Ley nº 125 del Presupuesto del Estado para el presente año.