Las cotorras entre las aves protegidas

Playa larga, Cuba. – Sustentado en las medidas de protección de la biodiversidad en el municipio matancero de Ciénaga de Zapata, crecen poblaciones de especies amenazadas de la flora y fauna cubanas.

Especialistas del Parque Nacional contribuyen a la protección de las iguanas, cotorras y cocodrilos bajo presupuestos científicos avalados internacionalmente y laboran con la intención de devolverlos a su medio natural.

La Convención sobre el Comercio de Especies Amenazadas de la Flora y Fauna Silvestres ampara a las poblaciones de esos reptiles y aves ante la sensibilidad en el establecimiento de su hábitat, la baja natalidad y el creciente interés en fomentarlos.

Las acciones conservacionistas en la Ciénaga de Zapata velan por la veda perpetúa de todas las familias de animales autóctonos y estimula la cría en cautiverio de ejemplares de esos géneros.