La Habana, Cuba. – Aunque canse, agobie, o parezca innecesario, las medidas higiénico-sanitarias son la solución para evitar el contagio y la propagación de la Covid-19.

Lavarse las manos con frecuencia no puede faltar en los hábitos diarios, así como el uso de agua y jabón o un desinfectante de mano a base de agua clorada o con alcohol.

También es imprescindible mantener una distancia de seguridad con personas que tosan o estornuden, y con la población en general cuando nos exponemos en lugares públicos. No se deben tocar los ojos, la nariz o la boca y cuando se estornude hay que cubrierse la nariz y la boca con el codo flexionado o con un pañuelo.

Si la persona no se encuentra bien debe quedarse en casa, pero en caso de fiebre, tos o dificultad para respirar debe ir al médico.