La Habana, Cuba. – El botánico y médico italiano Próspero Alpini, nace en Maróstica, cerca de Vicenza, en la República de Venecia, el 23 de noviembre de 1553. En su juventud sirvió en el ejército milanés, pero en el 1574 se decidió a estudiar Medicina en Padua. Una vez terminado sus estudios en 1578, inició el ejercicio de la profesión médica en Camposampiero, un pequeño país del territorio de Padua. Pero su verdadera pasión era la botánica y, para poder estudiar y conocer plantas exóticas, en 1580 se trasladó a Egipto como médico al servicio personal de Giorgio Emo, el cónsul veneciano en El Cairo.

Transcurrió tres años en ese país, y del cultivo de la Palma datilera, Alpini deduce el concepto de la diferencia sexual en las plantas, que enseguida fue adoptado como fundamento del sistema de clasificación científica de Linneo. Él afirmó que “la palma de dátiles femenina no produce el fruto a menos que le pongamos una rama masculina mezclada con las femeninas, y que el polen que producen las flores macho haga apareamiento con la flor femenina”. A su vuelta a casa, residió durante un tiempo en Génova como médico de Andrea Doria, y en el 1593 fue profesor de Botánica en Padua. Al quedar vacante su puesto, éste fue ocupado por su hijo, Alpino Alpini. Su obra más famosa De Plantis Aegypti liber Venecia, 1592. En el De Medicina Egyptiorum Venecia, 1591 está contenida la primera referencia sobre la planta del café publicada en Europa.

Próspero Alpini, muere en Padua, actual Italia, el 6 de febrero de 1617, debido a un fallo renal.