Gracias al pueblo cubano por estar acompañando siempre al pueblo de Chile

La Habana, Cuba. – Gracias al pueblo cubano por estar acompañando siempre al pueblo de Chile, expresó la trovadora Cecilia Concha Laborde, en nombre de su pueblo y los exiliados que recibieron abrigo en la Isla tras el golpe fascista contra el presidente Salvador Allende, el 11 de septiembre de 1973.

Como un deber histórico y moral, fue calificado el Acto conmemorativo por el 50 aniversario del golpe de Estado contra el gobierno del Presidente Salvador Allende, al que asistieron el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, y el miembro del Buró Político y Secretario de Organización del Comité Central, Roberto Morales Ojeda.

El mandatario cubano inauguró previó a la conmemoración, realizada en Casa de las Américas, la muestra Chile en Carteles: memoria y resistencia, considerada por sus organizadores «como un ejercicio de memoria sobre la historia de lucha y resistencia del pueblo chileno».

La exposición aborda cinco décadas de la cartelística de este país y la producción de creadores gráficos que ofrecieron sus voces para visibilizar la lucha de los hombres y mujeres de Chile contra el fascismo y el imperialismo.

El en el acto conmemorativo, la excelentísima señora Patricia Esquenazi Marín, Embajadora Extraordinaria y Plenipotenciaria de la República de Chile en Cuba, agradeció a Cuba y su pueblo.

Mil gracias por toda la solidaridad y entrega a los chilenos desde los primeros momentos del golpe de Estado, subrayó. También agradeció por el abrigo a tantas familias chilenas que en medio del dolor por la pérdida de madres, padres, hijos, se exiliaron en Cuba tras el golpe.

Esquenazi Marín rindió tributo a Salvador Allende. Ha transcurrido medio siglo y su imagen sigue presente en todo el mundo, expuso.

También denunció cómo los recientes documentos desclasificados por el gobierno de Estados Unidos, confirman, una vez más, que el quebrantamiento de la democracia chilena en 1973, con el golpe de Estado contra el presidente electo soberana y legítimamente en 1970, estaba decidido antes de la toma de posesión de este.

La embajadora chilena en Cuba también resaltó las palabras del  presidente Gabriel Boric, para quien la democracia es memoria y futuro, lema que guiará en ese país las conmemoraciones por los 50 años del golpe de Estado.

Cuba -dijo más adelante- nos acompañó ayer, y nosotros la acompañamos hoy. Cuba no está sola, enfatizó.

El miembro del Secretariado del Comité Central del Partido y jefe del Departamento Ideológico, Rogelio Polanco Fuentes, expresó por su parte que el golpe de Estado en Chile, el 11 de septiembre de 1973 contra el gobierno legítimo de Salvador Allende, fue uno de los acontecimientos más dramáticos y dolorosos de la historia de América Latina y el Caribe.

Rindió homenaje en nombre de Cuba a la heroica resistencia de Salvador Allende y sus compañeros frente a los arteros bombardeos contra el Palacio de la Moneda, y la represión desatada tras el golpe, que provocó que miles de chilenos fueran detenidos, torturados, asesinados, desaparecidos, condenados al exilio.

Era un deber histórico y moral conmemorar en Cuba el 50 aniversario de aquellos atroces acontecimientos, señaló.

Recordó la digna posición de diplomáticos y otros trabajadores cubanos que fueron víctimas de los golpistas, algunos de los cuales estaban presente en el acto de recordación celebrado este viernes en la Casa de las Américas.

También homenajeó a los tripulantes del barco mercante Playa Larga, anclado durante los hechos en puerto chileno y que fue perseguido y dañado por la metralla de los golpistas. Aquellos tripulantes, recordó, resistieron la envestida con honor y valentía.

Polanco reiteró la denuncia de Cuba, hecha desde los primeros momentos del golpe por el líder histórico de la Revolución, Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, y ahora vueltas a demostrar en los documentos desclasificados por Washington, sobre que aquella atroz arremetida fascista fue orquestada por el gobierno de EE.UU. y la oligarquía local.

En 1973 en Chile se demostró que la Doctrina Monroe está vigente como plataforma de política exterior de EE.UU. hacia América, dijo.

En el Acto conmemorativo por el 50 aniversario del golpe de Estado contra el Gobierno de Salvador Allende participaron autoridades del Partido, el Estado y el Gobierno, representantes de la comunidad de chilenos residentes, de la cultura cubana y de la solidaridad con otros pueblos.

Rindió homenaje en nombre de Cuba a la heroica resistencia de Salvador Allende y sus compañeros frente a los arteros bombardeos contra el Palacio de la Moneda, y la represión desatada tras el golpe, que provocó que miles de chilenos fueran detenidos, torturados, asesinados, desaparecidos, condenados al exilio.

Era un deber histórico y moral conmemorar en Cuba el 50 aniversario de aquellos atroces acontecimientos, señaló.

Recordó la digna posición de diplomáticos y otros trabajadores cubanos que fueron víctimas de los golpistas, algunos de los cuales estaban presente en el acto de recordación celebrado este viernes en la Casa de las Américas.

Tomado del Sitio de la Presidencia de Cuba
Por: René Tamayo León