Compartir

La Habana, Cuba. – Prevención para evitar la ocurrencia de incendios forestales es palabra de orden en la campaña para enfrentar la alta peligrosidad del periodo seco hasta el 31 de mayo, según señaló el coronel Manuel Lamas, jefe del Cuerpo de Guardabosques de Cuba.

El oficial precisó que la actual temporada será menos intensa que la anterior cuando se detectaron más de 600 incendios forestales que cubrieron unas 13 mil 900 hectáreas de bosques.

Aun con esas cifras, el año precedente confirmó una tendencia al decrecimiento de las áreas boscosas afectadas, lo cual demuestra mayor eficacia de los sistemas de detección temprana.

Destacó la heroica labor del cuerpo de guardabosques y el apoyo de las comunidades, por una mayor conciencia sobre los impactos ambientales y de todo tipo provocados por los incendios forestales que en su mayoría se deben a la actividad humana.