Compartir

La provincia de Artemisa, que al cierre del primer semestre del año reporta un sobregiro en el consumo energético, implementa diferentes medidas para contribuir al ahorro de electricidad.

En los 11 municipios se aplica la política de ahorro que incluye supervisar a las entidades estatales y privadas altas consumidoras para que no produzcan en el horario pico, comprendido entre las 5 y las 7 de la noche.

El sobregiro en el consumo de energía eléctrica en Artemisa está motivado fundamentalmente por el incremento al 16, 1 por ciento del alumbrado público, lo cual conlleva a su empleo racional.

Las estaciones de bombeo, panaderías, campesinos privados, empresas y otras entidades altas consumidoras en el territorio, extreman las medidas de ahorro que contribuyen al uso favorable de los portadores energéticos en el primer semestre del año.