Compartir

La Organización Mundial de la Salud insiste en el lavado de las manos a fondo y con frecuencia

Todos podemos contribuir a contener, controlar, retrasar y reducir los efectos de este virus, aseveró la Organización Mundial de la Salud, y sugirió entre las medidas generales, en primer lugar, el lavado de las manos a fondo y con frecuencia, mantener una distancia mínima de un metro respecto a cualquier persona por si tose o estornuda, evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca, permanecer en casa y, si no se encuentra bien de salud acudir a un centro médico con urgencia, además de mantenerse informado sobre la enfermedad mediante fuentes oficiales.

Ese organismo global también recomienda para reforzar la seguridad alimentaria en el escenario actual, limpiar cocinas, comedores y otros espacios donde habitualmente se preparan y consumen alimentos, usando agua, jabón y solución a base de cloro; además de mantener tus manos y antebrazos limpios cuando manipules y consumas alimentos.

Para contribuir a controlar y disminuir los efectos de este virus, la Organización Mundial de la Salud sugiere trabajar por una mayor seguridad alimentaria en la coyuntura actual. Entre las medidas expuestas sobresalen el almacenamiento de los productos de manera segura y a temperatura adecuada, la manipulación cuidadosa de carne y leche para evitar contaminación, lavarse las manos antes y después de interactuar con animales y mantenerlos alejados de la preparación de alimentos -aunque no hay evidencia de que ellos intervengan en la propagación del virus-.

Además, las personas deben fortalecer su sistema inmunológico manteniendo una dieta suficiente, diversa, nutritiva e inocua, baja en grasas, azúcares y sal, bebiendo mucha agua y garantizando la alimentación sana de niños y adultos mayores. Recuerda que si tienes algún síntoma respiratorio no debes participar en la elaboración de comidas.