La Habana, Cuba.- Un día como hoy pero del 2008 muere Gino Doné, uno de los 4 extranjeros que vino en el Granma y el único europeo.

Con un breve fragmento del documental “Cuba Libre” realizado con motivo del 50 aniversario del Desembarco del Granma en el 2006, los coautores del material: la entidad Mundo Latino, LibLab de Torino y sus realizadores-productores Omelio Borroto, Liborio L Abbate, PierCarlo Porporato y Gilberto Forneris, recuerdan la muerte de Gino Donè y subrayan su lealtad a Cuba y su fidelidad a Fidel.

Recordando la gloriosa historia de este amigo entrañable de la Nación Antillana aseveran que también es un motivo para pedir una vez más el fin del bloqueo contra la Isla, de ahí que hacen eco a sus palabras que en muchas ocasiones se pronunció en contra a esta cruel política hacía la Mayor de las Antillas.

Es positivo destacar que este material audiovisual, “Cuba Libre” fue otorgado en esta ocasión en exclusiva de proyección a la Asociación Nacional de Amistad Italia Cuba.

 

Gino llegó a Cuba en 1949. Trabajó en la carretera Cienfuegos-Trinidad donde conoció a la joven revolucionaria cubana Norma Turiño con la que contrajo nupcias en 1954 y a través de ella se vinculó al Movimiento 26 de Julio. Participó entre 1955 y 1956 en diferentes acciones y actividades del 26 de Julio. Cumpliendo indicaciones de Faustino Pérez se trasladó a México a mediados de 1956.

De inmediato Gino se convirtió en uno de los futuros expedicionarios del Granma y realizó misiones de traslado de correspondencia y propaganda entre Cuba y México, por órdenes de Fidel.
En el yate Granma fungió como Teniente Jefe de una de las escuadras del pelotón dirigido por Raúl. Después de Alegría de Pío, rompió el cerco de la tiranía, regresando a Santa Clara e incorporándose a la lucha clandestina.

En 1957 salió exiliado hacia el exterior, manteniendo una posición de defensa de la Revolución en todos los lugares donde estuvo. Gino Doné se caracterizó por una gran modestia, sencillez y discreción. Hasta los últimos momentos de su vida, mantuvo una total fidelidad a la Revolución Cubana y al Líder Histórico de la Revolución, Fidel Castro Ruz.