La Habana, Cuba. – El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, denunció este miércoles la crítica situación sanitaria provocada por la agresión israelí contra la población civil palestina en Gaza, la cual definió como política de exterminio.

El máximo representante de la diplomacia cubana detalló que en ese territorio 10 mil pacientes de cáncer permanecen sin tratamiento y otros 11 mil heridos necesitan atención en otros países.

Alrededor de 30 mil palestinos murieron como consecuencia de los bombardeos de la aviación y la artillería israelí sobre la Franja de Gaza desde el comienzo de esa ofensiva, el pasado octubre, tras el ataque de Hamas.

La víspera, el presidente Miguel Díaz-Canel y el canciller cubano reiteraron la denuncia sobre la complicidad de Estados Unidos en la matanza israelí, tras el veto de esa potencia norteña a una resolución para el cese el fuego.