Compartir

El presidente boliviano Evo Morales, rechazó la advertencia de su homólogo estadounidense Donald Trump de frenar los créditos de organismos internacionales al país sudamericano, por su insuficiente colaboración en la lucha contra la trata y tráfico de personas.

“Es otro amedrentamiento, otro chantaje”, dijo Morales en un acto público el domingo en referencia a un reciente memorando de Trump en el que advierte congelar la ayuda estadounidense, y vetar créditos de organismos como el Fondo Monetario Internacional a varios países.

“No somos un Estado mendigo ni limosnero, no voy a estirar la mano”, acotó Morales en la ciudad de Oruro, a 180 kilómetros al sur de La Paz.

A su vez, su vicepresidente Álvaro García dijo que la advertencia de la Casa Blanca “No reconoce los esfuerzos de Bolivia en contra de la trata y tráfico de personas y la reducción del trabajo infantil”.