Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate

La Habana, Cuba. – La Agenda 2030 de desarrollo demanda principios intersectoriales, más visión de futuro y valores acordes a los retos que afrontan las nuevas generaciones, aseguró Rebeca Grynspan, secretaria general Iberoamericana.

Al intervenir en el Foro de Políticas Públicas del Congreso de Educación Superior, apuntó que la universidad es esencial en el desarrollo sostenible, por su labor en la formación de profesionales, la investigación, la innovación, y la posibilidad de crear espacios para las transformaciones sociales y económicas.

Significó Grynspan que la Agenda 2030 es un triunfo del multilateralismo, y uno de los ambiciosos esfuerzos que haya emprendido la humanidad.

La contribución de Cuba a la educación no se limita a lo que se enseña, sino a cómo se concibe la instrucción y el ejercicio permanente  de reflexión que deben mantener las sociedades, puntualizó.