Isla de la Juventud, Cuba. El colectivo del Instituto Preuniversitario Vocacional de Ciencias Exactas, IPVCE, América Lavadí Arce, de la Isla de la Juventud, recibió la distinción Proeza Laboral que otorga la Central de Trabajadores de Cuba.

El estímulo encierra el esfuerzo de esa escuela convertida en centro de aislamiento durante la batalla contra la Covid-19, tarea a la que se sumó el claustro que también asume las modificaciones para garantizar el proceso docente educativo.

La distinción Proeza Laboral también la recibió el centro mixto José Maceo Grajales, del Municipio Especial, hoy centro de aislamiento con un servicio de calidad, destacado por los pineros allí ingresados.

Se entregó, además, el sello Valientes por la vida y fue abanderado el contingente Educadores del Futuro en un escenario de reconocimientos, que validó la sensibilidad de los educadores en la batalla por la vida.