Tokio, Japón. – La cubana Ludia Montero, quien participa por primera vez en una Olimpíada, está satisfecha con su actuación en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, en los que este sábado terminó sexta en la división de 49 kilogramos.

Me siento satisfecha, a pesar de que esperaba más por lo que ya había realizado antes, dijo la joven de 22 años, quien encabezó el Grupo B, con un total de 168 kilogramos, un resultado acorde con los pronósticos de los entrenadores.

Montero alzó en el arranque 82 kilogramos, para igualar su mejor marca personal, y 96 en envión, pues por un error técnico falló en los 100 y en ese movimiento quedó por debajo de su mayor cifra.

En vez de saltar hacia un lado, lo hice hacia adelante y perdí el equilibrio, lo que me impidió alzar los cien kilos, explica la pesista granmense con una mezcla de pesar y resignación.

Las sensaciones del debut

Estaba un poco nerviosa, porque nunca había competido en unos Juegos Olímpicos, pero al final es una competencia igual que otra, afirma la debutante pesista cubana Ludia Montero, quien terminó sexta en la división de los 49 kilogramos, ganada por la china Hou Zhihui con récord olímpico incluido.

A Japón la granmense llegó con la intención de ubicarse entre las ocho primeras de su división, un objetivo que cumplió con un desempeño acorde con lo esperado, aunque ella reconoce que hubiera podido hacer un poco más.

A pesar de su juventud, Montero es la única cubana que ha ganado medalla en un Campeonato del mundo, con  2 preseas de plata en el torneo disputado en 2019, en la ciudad tailandesa de Pattaya.

Además, ya hizo historia al convertirse en la segunda cubana en Olimpiadas luego del debut de Marina Rodríguez en Río de Janeiro 2016.