Jóvenes de la Facultad de Danza del centro de altos estudios rememoraron el acto de desagravio ofrecido a Alicia Alonso y el entonces Ballet de Cuba el 15 de septiembre de 1956 en el Stadium Universitario de La Habana.

Recordaron que aquella función -en la cual la propia Alicia Alonso bailó “La muerte del cisne”-se organizó en respuesta al insultante despojo de una subvención estatal asignada al elenco y ante inadmisibles exigencias de la dictadura batistiana.

El panel en el ISA evocó que al triunfo de la Revolución la compañía se reorganiza, surgen las escuelas de arte y el ballet se concibe también como un arte para el pueblo.

Etiquetas: - -