La Habana, Cuba. – Diseñado para aumentar la resiliencia ante efectos del cambio climático en comunidades y ecosistemas costeros, el proyecto Mi Costa estrecha sus vínculos con la Tarea Vida, plan gubernamental para enfrentar ese complejo fenómeno, y alcanzar así un estadío superior en su marcha.

En las siete provincias donde tendrá lugar el proyecto se efectuará un programa de monitoreo, desde la cuenca hasta el arrecife, acotó el director nacional del proyecto, José Manuel Guzmán.

Ello, agregó el experto, permitirá evaluar los impactos de las intervenciones en la calidad del agua, hidrología, salud de los ecosistemas de manglares, pastizales marinos y arrecifes de coral.

Calificado por los expertos como un proyecto para el futuro, Mi Costa accionará en pos de incrementar la capacidad adaptativa ante el cambio climático y sensibilizar sobre soluciones basadas en la naturaleza.