Compartir

La Habana, Cuba. Fortalecer la resiliencia costera ante el cambio climático a lo largo de mil 300 kilómetros de la costa sur de Cuba, y reducir los principales tensores de la vulnerabilidad de los ecosistemas y comunidades costeras es eje del proyecto Mi Costa, iniciado este mes.

Su director nacional, José Manuel Guzmán, señaló que la implementación del proyecto será de ocho años y entre sus resultados a largo plazo adelantó que restaurará el nexo y las funcionalidades de los ecosistemas marinos  y costeros.

El proyecto Mi Costa intervendrá de manera directa en siete provincias, beneficiando a 86 asentamientos costeros y más de un millón de personas, precisó el directivo.

La meta de esta ambiciosa inversión ambiental es reducir la perdida de los pastos marinos, arrecifes costeros, e intrusión salina, así como rehabilitar los ecosistemas protegidos.