La Habana, Cuba. – En su afán por subvertir y tergiversar la realidad cubana, el Gobierno de Estados Unidos, con su Agencia Central de Inteligencia (CIA), otorga premios internacionales para enmascarar el pago a sus lacayos.

Ante el intento de evadir las denuncias de nuestro país, los especialistas de la CIA buscan la forma de ofrecer dinero a sus asalariados y realzarlos como líderes, según publica el profesor Arthur González en el sitio Razones de Cuba.

Con la publicación de los recibos de pagos que entregan diplomáticos yanquis, estos cambian su actuación con el aporte de miles de dólares o euros, mediante supuestos premios de organismos foráneos plegados a los intereses norteamericanos.

Una de las compradas con dinero sucio es Yoani Sánchez, convertida en bloguera después de ser reclutada en España, en el 2004, por el agente Carlos Alberto Montaner, connotado terrorista de origen cubano.

Fórmulas poco creíbles

Los obstinados en crear el caos en Cuba se aprovecharon también de Luis Manuel Otero Alcántara, líder de la farsa contrarrevolucionaria Movimiento San Isidro.

Con los premios internacionales fabricados por la CIA y otras organizaciones enemigas se ha beneficiado con cuantiosas sumas Rosa María Paya Acevedo, ahijada de la mafia terrorista anticubana, en especial del senador Marco Rubio.

Hasta el Secretario General de la OEA Luis Almagro y los entrenados por el Imperio, Tania Bruguera y Yunior García se han mojado con dinero ante los premios otorgados por diferentes medios e instituciones, indica el profesor Arthur González.

La publicación de Razones de Cuba expresa: Es así como muchos han vivido y aún viven del cuento de ser «disidentes”, pero como alertó José Martí: El dinero se ha de ver desde la raíz, porque si nace impuro no da frutos buenos.