La Habana, Cuba. – El médico y microbiólogo alemán Heinrich Hermann Robert Koch, nace en Clausthal, Reino de Hannover, actual Alemania el 11 de diciembre de 1843. Se hizo famoso por descubrir el bacilo de la tuberculosis en 1882, presentando sus hallazgos el 24 de marzo de 1882, así como el bacilo del cólera en 1883 y por el desarrollo de los postulados de Koch. Recibió el Premio Nobel de Medicina en 1905 por sus trabajos sobre la tuberculosis. Es considerado el fundador de la bacteriología.

El trabajo de Koch consistió en aislar el microorganismo causante de la tuberculosis y hacerlo crecer en un cultivo puro, utilizando a este para inducir la enfermedad en animales de laboratorio, en su caso la cobaya, aislando de nuevo el germen de los animales enfermos para verificar su identidad comparándolo con el germen original. Probablemente tan importante como su trabajo en la tuberculosis sean los llamados Postulados de Koch que establecen las condiciones para que un organismo sea considerado la causa de una enfermedad.

Estudió medicina bajo la tutela de Friedrich Gustav Jakob Henle en la Universidad de Gotinga y se graduó en 1866. Entonces sirvió en la Guerra Franco-Prusiana y posteriormente se convirtió en médico oficial del distrito en Wollstein (Wolsztyn), la Prusia polaca. Trabajando con muy pocos recursos, llegó a ser uno de los fundadores de la bacteriología junto con Louis Pasteur.

Después de que Casimir Davaine demostrara la transmisión directa del bacilo del carbunco (ántrax) entre las vacas, Koch estudió con profundidad esa enfermedad. Inventó métodos para extraer el bacilo de las muestras de sangre y hacerlo crecer en cultivos puros. Descubrió que, mientras que era incapaz de sobrevivir durante periodos largos en el exterior del huésped, podía crear endosporas que sí podían hacerlo. También descubrió el agente causante de la enfermedad del carbunco.

Esas endosporas, incrustadas en el suelo, eran la causa de los inexplicables brotes «espontáneos» de ántrax. Koch publicó sus descubrimientos en 1876[3] y fue premiado con un trabajo en la Oficina Imperial de Sanidad en Berlín en 1880. En 1881, promovió la esterilización de los instrumentos quirúrgicos mediante el calor. En Berlín mejoró los métodos que había usado en Wollstein, incluyendo las técnicas de tinción y purificación y los medios de crecimiento bacteriano, como las placas de agar y la placa de Petri; esos dispositivos aún se utilizan. Con esas técnicas, fue capaz de descubrir la bacteria causante de la tuberculosis (Mycobacterium tuberculosis) en 1882. La tuberculosis era la causa de una de cada siete muertes a mitad del siglo XIX.

En 1883, Koch trabajó en un equipo de investigación francés en Alejandría, Egipto, estudiando el cólera. También trabajó en la India, donde aisló e identificó la bacteria vibrio que causaba el cólera. La bacteria había sido aislada previamente por el anatomista italiano Filippo Pacini en 1854, aunque su trabajo había sido ignorado por la presencia de la teoría miasmática de la enfermedad. Koch desconocía el trabajo de Pacini e hizo su descubrimiento independientemente, y su gran preeminencia permitió que el descubrimiento fuera difundido más ampliamente para el beneficio general. Sin embargo, en 1965 la bacteria fue renombrada Vibrio cholerae.

En 1885, fue nombrado profesor de higiene en la Universidad de Berlín, y en 1891 se convirtió en profesor honorario de la facultad de medicina y director del Instituto Prusiano de Enfermedades Infecciosas (renombrado como Instituto Robert Koch en su honor), una posición a la que renunció en 1904. Comenzó a viajar por todo el mundo, estudiando enfermedades de Sudáfrica, India y Java. Visitó en Mukteshwar lo que ahora se llama Instituto de Investigación Veterinaria India (IVRI, Indian Veterinary Research Institute en inglés), a petición del Gobierno de la India para investigar una plaga en el ganado. El microscopio que usó durante este periodo se conserva en el museo mantenido por el IVRI.

Probablemente tan importante como su trabajo en la tuberculosis, por el que fue galardonado con el Premio Nobel en 1905, son los postulados de Koch, que afirman que para establecer que un organismo sea la causa de una enfermedad, este debe:

  • Estar presente en todos los casos en los que se examine la enfermedad, y ausente en organismos sanos.
  • Poder ser preparado y mantenido en un cultivo puro.
  • Tener la capacidad de producir la infección original, después de varias generaciones en un cultivo.
  • Poder inocularse en animales y ser cultivado de nuevo.

Heinrich Hermann Robert Koch, murió el 27 de mayo de 1910 por un ataque al corazón en Baden-Baden, Gran Ducado de Baden, Imperio alemán actual Alemania. a la edad de 66 años.