La Habana, Cuba. – El matemático francés Jacques Salomon Hadamard, nace en Versalles, Francia, el 8 de diciembre de 1865. Trabajó en las universidades de Burdeos y en la Sorbona de París. Trató diversos temas de física matemática. Sucede en 1912, a Henri Poincaré en la Academia de Ciencias de Francia.

Su logro más conocido es la demostración que lleva a cabo en 1896 (obtenida de modo independiente ese mismo año por el matemático belga Charles-Jean de la Vallée Poussin) del teorema de los números primos. Estableció asimismo la noción de problema bien planteado en el terreno de las ecuaciones diferenciales. Es también uno de los matemáticos que más han contribuido en el desarrollo del análisis infinitesimal y desarrolló el teorema sobre el valor absoluto de un determinante.

Ha dado su nombre a las matrices de Hadamard, al Teorema de Cauchy-Hadamard y se utiliza en criptografía la pseudo-transformación de Hadamard. En su libro Psicología de la invención en el campo matemático, Hadamard usa la introspección para describir el proceso mental matemático. Describe su propio pensamiento matemático como mayormente sin palabras, acompañado a menudo de imágenes mentales que condensan la idea global de una prueba, en franca oposición a autores que identifican el lenguaje y la cognición.

Realizó una encuesta entre 100 de los físicos más relevantes del momento, preguntándoles cómo realizaban su trabajo. Muchas de las respuestas fueron idénticas a la suya; algunos informaron de que veían los conceptos matemáticos como colores. Einstein comentó sensaciones en sus antebrazos. Alan Kay, en su “Alan Kay: Doing with Images Makes Symbols Pt 1 (1981)”, traduce esto a estadios de aprendizaje de Piaget. Muy conocido por su despiste, parece ser que fue el principal modelo para el personaje del Sabio Cosinus.

Jacques Salomon Hadamard, muere en París, Francia, el 17 de octubre de 1963.