La Habana, Cuba. – El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, ratificó este miércoles el compromiso de su país con el desarme nuclear, en ocasión de conmemorarse el aniversario 58 del Tratado de Tlatelolco.

Rodríguez destacó en la red social X que el Tratado, junto a la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, expresa la voluntad de legar a futuras generaciones un mundo libre de armas nucleares.

La finalidad de este mecanismo multilateral es prohibir el ensayo, fabricación, adquisición o emplazamiento de ese tipo de armamento en esta parte del planeta y es considerado un importante antecedente para dicha  proclamación.

Con el Tratado de Tlatelolco, los países latinoamericanos y caribeños buscan contribuir a poner fin a la carrera de armamentos, especialmente los nucleares, y a la consolidación de un mundo en paz, fundado en la igualdad soberana de los Estados.