Por: René Tamayo/ Alina Perera

Dubái, Emiratos Árabes Unidos. – La Patria es la Patria. Así se escuchó decir recientemente en Cuba, durante la IV Conferencia La Nación y la Emigración, celebrada durante el pasado mes de noviembre en La Habana. La idea significa que no hay distancia geográfica ni circunstancia alguna que corten el cordón de amor y memoria por el cual un verdadero hijo está unido a su tierra natal.

Tal certeza puso el tono al encuentro que en la tarde de este jueves tuvo lugar entre el presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez, y representantes de la comunidad de cubanos residentes en Emiratos Árabes Unidos (EAU).

Los que llegaron hasta el recinto donde pudieron intercambiar con el Jefe de Estado, escucharon esta afirmación del presidente cubano: Estamos dispuestos a conversar con ustedes de cualquier tema. El mandatario recalcó que no hay tabúes si se trata de unidad y de fortalecer los lazos entre todos los cubanos amantes de su tierra madre, estén donde estén.

En una jornada que significó la oportunidad para compartir ideas y emociones, se supo que la mayor parte de los cubanos residentes en EAU viven en Dubái, y que hace unos veinte años ese grupo humano era muy pequeño en el país árabe.

En los primeros momentos del diálogo, Díaz-Canel Bermúdez quiso saber “cómo les va a los cubanos aquí en Dubái”. La pregunta vino a tono con el desempeño de una gran familia que ha ido creciendo en los últimos años en tierra emiratí, y dentro de la cual hay maestros, ingenieros, artistas, doctores… Son más de 500 cubanos registrados en el consulado del país árabe, y cada uno tiene una historia que contar y un sueño que levantar.

Ante el mandatario, más de una cubana habló sobre cómo eligió construir la felicidad junto a un hombre del mundo árabe. Ellas, sin embargo, nunca perdieron el vínculo con el suelo patrio; y este jueves dieron gracias a la embajada cubana en suelo emiratí, porque esa entidad lesha hecho sentir como si tuviesen a su alcance un pedacito de la tierracaribeña.

Resultó inevitable que el presidente cubano preguntara sobre si, entre los presentes, había alguno con familiares o seres entrañables en la Franja de Gaza. Alguien agradeció al dignatario por el apoyo del pueblo cubano al pueblo palestino; y Díaz-Canel recordó que en días pasados tuvimos un encuentro con estudiantes palestinos, fueron desgarradoras las historias, y que a lo largo del país se han hecho marchas para condenar el genocidio que está cometiendo Israel.

Me siento familia y me siento arropada, confesó una profesional cubana, a quien no le ha faltado la atención de la embajada de Cuba en este país amigo donde ella echa su suerte.

Díaz-Canel agradeció a los presentes por haber llegado al encuentro a pesar de que el horario de la noche es uno de los momentos en los cuales los cubanos, en Emiratos Árabes Unidos, suelen estar enfrascados en alguna labor. Y seguidamente explicó que “esto que estamos haciendo es algo que ya tenemos incorporado como práctica permanente en todas las visitas de trabajo” que se hacen a distintas latitudes.

Siempre que vamos a un país nos reunimos con la comunidad cubana en el exterior, enunció el mandatario, quien reflexionó que esos encuentros tienen mucho que ver con la política que hemos estado desarrollando, dándole continuidad a los propios diálogos que abrió el Comandante en Jefe y a los que dio continuidad el General de Ejército Raúl, con los cubanos residentes en el exterior.

El Jefe de Estado expresó cómo -de una manera “emocionante, coherente y muy constructiva”- pudo apreciarse, durante la IV Conferencia celebrada en La Habana, que ya será necesario cambiar el nombre al evento: no hablar de emigración sino más bien de cubanos residentes en el exterior, con los cuales no debe ser tenido prejuicio alguno.

El primer secretario del Comité Central del Partido Comunista afirmó que la dirección del país caribeño está dispuesta a trabajar de conjunto con todos aquellos que se sientan cubanos, que no quieran romper los nexos con su Patria. Y compartió su parecer de que en los últimos años se han estado haciendo un grupo de acciones importantes para seguir consolidando el diálogo de los cubanos residentes en el exterior con los cubanos que estamos en Cuba.

La nueva Constitución de la República, aprobada en el año 2019, o el recientemente aprobado Código de las Familias fueron traídos a colación por el dignatario, quien los mencionó como ejemplo de cuerpos normativos en los cuales ha contado la opinión de quienes viven fuera de Cuba pero se sienten hijos de esa Cuba, vivan donde vivan.

A sus interlocutores, Díaz-Canel explicó las motivaciones esenciales de la visita oficial de trabajo que una delegación llegada desde la Mayor de las Antillas, y encabezada por él, realiza en estas horas a EAU.

Discutir sobre los desafíos del cambio climático en la COP28 que tiene por sede a la ciudad de Dubái, representar en ello a Cuba y a los países del Sur, fueron propósitos traídos a colación por el Jefe de Estado, quien además contóacerca de la “excelente conversación oficial” sostenida por él con el dignatario del país anfitrión.

Sobre esto último, el presidente Díaz-Canel valoró que Su Alteza el Jeque Mohamed BinZayed Al Nahyan, presidente de Emiratos Árabes Unidos y Emir de Abu Dhabi, se mostró muy sensible hacia Cuba, comprendiendo nuestra situación y con una disposición tremenda de que se incrementen las relaciones económico-comerciales al mismo nivel que tenemos las relaciones político-diplomáticas -que son relaciones muy fuertes. Y hemos logrado avanzar en todo un grupo de instrumentos que desde el punto de vista normativo se convierten en mecanismos importantes para poder desarrollar la cooperación económica y social.

A quienes lo escucharon atentamente, el Jefe de Estado compartió en otro momento del intercambio su deseo de que los cubanos que están en otras partes del planeta y que no han olvidado a su Cuba, sientan esa seguridad, esa voluntad de que todo puede ser discutido sin que medie el prejuicio que atente contra la unidad. Recordó el con todos y para el bien de todos de José Martí, y que la única premisa esencial es la decisión de defender siempre a la Patria.

Ejemplo de solidaridad y amor por parte de quienes residen en otras latitudes sobran, sobre todo en estos tiempos duros en que Cuba se sigue sobreponiendo a tantas adversidades que la golpean. De ese tema habló también Díaz-Canel Bermúdez, para quien resultó inevitable evocar los momentos de Covid-19, la epopeya de los científicos que salvaron a un pueblo con vacunas propias, y las manos que desde otros lares ayudaron con las jeringuillas.

Con esos vínculos, con esa visión permanente a nuestras esencias, a nuestras raíces, seguiremos avanzando en esta relación; y eso es lo que les pedimos a ustedes: que se sigan acercando, dijo el mandatario, quien no pasó por alto todo el apoyo que tienen que dar nuestras embajadas, y nuestros consulados, a los trámites de los cubanos residentes en el exterior.

A los representantes de la comunidad residente en EAU, Díaz-Canel les habló sobre la necesaria confianza de la cual ellos deben ser destinatarios, para que se sientan parte de la Patria.

DC EAU 30112023
Tomado del Sitio de la Presidencia de Cuba