La Habana, Cuba. El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, encabezó una reunión de trabajo para intercambiar sobre las estrategias y desafíos de la agroindustria azucarera en el país.

Este sector hay que salvarlo, porque representa cultura e historia, dijo el mandatario en el encuentro, donde también participaron el vicepresidente de la República, Salvador Valdés, y el vice primer ministro Jorge Luis Tapia.

Si una rama tiene potencialidades para detener la involución tecnológica es la azucarera, añadió el jefe de Estado, quien llamó a hacer las cosas distintas con los recursos existentes, reseñó la cuenta de Twitter de la Presidencia.

Hay que hacer innovación de procesos, tecnológica y organizacional, insistió Díaz-Canel, y convocó a aprovechar todas las posibilidades y evaluar cada alternativa para generar electricidad en los centrales con el uso de la biomasa en los periodos entre zafras.