La Habana, Cuba. – Los delegados del Poder Popular que salgan elegidos en las urnas conforman el cimiento del sistema polìtico cubano, afirmó el primer secretario del Partido en La Habana, Luis Antonio Torres Iríbar después de votar en el colegio electoral número 3 del muncipio de Playa.

Esa pirámide -dijo- se levanta precisamente a partir de esos hombres y mujeres primero nominados y luego elegidos por el pueblo, por sus méritos y capacidad, cuya labor es servir de vínculo entre la comunidad y las instituciones responsabilizadas con la solución de los problemas.

La gran significación de los delegados es su autoridad, su representatividad, su participación en la aprobación del presupuesto y los planes de cada municipio; su misión de elegir al Gobernador de la provincia y aprobar las candidaturas a diputados, expresó Torres Iríbar.

El dirigente partidista recordó que en la composición del Parlamento hasta la mitad son delegados de base,  de extraordinaria valía, y enfatizó que las elecciones de hoy garantizan la continuidad de la obra revolucionaria, y con ellas estamos salvando la Patria, la Revolución y el socialismo.