Por: Naimy Herrera

La Habana, Cuba. – La poda es imprescindible para el óptimo crecimiento de plantas y árboles, pues favorece la entrada de luz y aire en toda la copa, sin embargo es necesario conocer cómo debe hacerse pues una mala práctica puede atentar contra su vida.

Se deben eliminar las ramas viejas que se reconocen por ser largas, con pocas yemas y de crecimiento vertical y sólo dejar aquellas que sirven de guía para mantener la estructura.

Los meses de otoño e invierno son los más favorables para realizar la poda, ya que en esta época se produce un descenso en el metabolismo de las plantas, y con ello el impacto de cortar parte de su estructura leñosa es menor.

Cabe resaltar que los días lluviosos no es recomendable la poda, pues existe la posibilidad de que algunos hongos se posen sobre los cortes frescos.

Etiquetas: -