La Habana, Cuba. – Muchos padres manifiestan preocupación por el sueño de sus niños en los primeros años de vida, pues el no dormir afecta el estado general de la salud.

Por ello, de acuerdo con recomendaciones de pediatras y sicólogos, se hace necesario aplicar algunas medidas en casa que conduzcan a buenos hábitos desde edades tempranas.

Y es que el sueño, como una actividad prioritaria, debe formar parte de un estilo de vida sano, al igual que comer bien y hacer ejercicios con regularidad. Para el descanso, ha de tenerse una rutina, sobre todo con los más pequeños del hogar. Una misma hora para despertar siempre ayudará a que la hora de dormir sea
más fácil y el niño se sienta más seguro y confortable.

Los padres o tutores deben estar al tanto de la variedad de actividades físicas que el niño realiza durante el día y al aire libre, con el fin de que tenga un gasto calórico adecuado.

Velar por el descanso de los pequeños

Algunos facultativos de la sicología clínica y la medicina pediátrica sostienen que ha de analizarse con sumo cuidado el tiempo que los niños pasan delante de un televisor, un computador, una tableta o un celular.

Se recomienda no tener ninguno de estos dispositivos en la habitación de dormir, y sobre todo en la noche. También se aconseja bajar la intensidad de las luces antes de ir a la cama y controlar la temperatura del hogar, pues el calor puede resultar un exasperante de los estados de ánimo.

Al niño no le llene su cuna o camita con juguetes, y vele por que ese regazo sea un sitio tranquilo y seguro para él.

Asimismo, se exhorta a que prestemos especial atención a nuestro consumo de contenidos audiovisuales y digitales, ya que no resulta muy aconsejable, si tenemos problemas de insomnio, oír hablar de temas violentos o que generen miedo.

Etiquetas: -