Batallando por el futuro, convencidos de la responsabilidad que requiere fundar el mañana, pioneros y jóvenes andan por estos días de cumpleaños.

Y aunque la Organización de Pioneros José Martí y la Unión de Jóvenes Comunistas lleven 58 y 57 primaveras haciendo suyos los capítulos de nuestra historia, la fresca sonrisa de la juventud, sus sueños como llama inapagable, las convierten en fértil terreno donde se renueva la Revolución.

Cada 4 de Abril, cada aniversario de los pioneros y jóvenes comunistas resulta una inyección de vitalidad para emprender un nuevo proyecto, para concretar otras esperanzas, siempre con la sazón de la juventud.

Responsabilidad, entusiasmo, osadía y mucha alegría conforman la mezcla audaz de los cimientos de nuestra obra social.

La Revolución tiene rostro joven

La Organización de Pioneros José Martí y la Unión de Jóvenes Comunistas tienen muchas razones para celebrar sus aniversarios 58 y 57.

Los más pequeños complementan con sus propias ideas el camino que transitan hoy. Los jóvenes también tienen muchos logros que compartir y numerosos proyectos consolidados.

La satisfacción de protagonizar cada programa de la Revolución, ser parte indisoluble de las batallas de estos tiempos, cumplir misiones internacionalistas donde convoque el momento, convierte en muy amplia la sonrisa de este 4 de Abril.

Pero el júbilo y la alegría no pueden quedar atrás cuando de jóvenes se habla, los unen las ideas entusiastas y esa energía que emana de cada meta propuesta hacia el mañana.