La Habana, Cuba. – Ni la violencia ni el odio tienen cabida en Cuba socialista; este es un país libre donde la tranquilidad ciudadana es uno de sus valores más preciados, y nada ni nadie nos arrebatará la paz, expresó a Radio Reloj la trabajadora del INDERMigdalia Fernández.

Ella, junto a miles de habaneros agradecidos, ratificaron su apoyo a Cuba, a la Patria y la Revolución, en el acto encabezado por el General de Ejército, Raúl Castro, y el primer Secretario del Partido y presidente de la República, Miguel Díaz-Canel.

En la explanada de la Piragua también estuvo Fabio González, quien asistió, dijo, para  reafirmar que nuestra fortaleza es la unidad y exigir el fin del criminal y genocida bloqueo.

Orgullosa de vivir en esta tierra heroica, revolucionaria y firme, la joven Eunis Chalis Estugar aseguró que agradece y defenderá siempre a la Revolución, nuestra soberanía e independencia.

A Cuba ponle corazón

Una representación del pueblo de Cienfuegos se dió cita en la Plaza de Actos de la ciudad para expresar el respaldo a la Revolución y sus dirigentes, así como también, condenar las acciones vandálicas de los antisociales asalariados.

Asistieron autoridades políticas, gubernamentales y de las organizaciones de masas, quienes mantuvieron las medidas higiénico-sanitarias por la pandemia y además reclamaron el levantamiento del bloqueo económico, comercial y financiero.

Maribel Fernández López, miembro del Comité Central y primera secretaria del Partido en Cienfuegos, destacó la fidelidad del pueblo a la Revolución que erradicó la explotación, el latifundio, el racismo y otros rezagos del capitalismo.

En los municipios, barrios y comunidades rurales los residentes alzaron las voces en defensade las conquistas, entre ellas la salud, educación, el derecho al bienestar social y la jubilación.

Comprometidos con la Revolución

Las muestras de apoyo a la Revolución cubana continuaron este domingo en Camagüey con expresiones cargadas de patriotismo en diferentes sectores de la sociedad.

De manera especial estuvo la declaración emitida por la filial de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba en repudio al vandalismo, a la hostil campaña mediática contra Cuba y a la injerencia estadounidense.

En el municipio de Florida, representantes de las organizaciones políticas y de masas también reafirmaron la convicción de defender la unidad nacional y convocaron a NO dejarse confundir NI quedarse al margen en estos tiempos de definiciones.

Además, este domingo la Central de Trabajadores de Cuba en Camagüey otorgó la condición Centro en 26 a los primeros  vacunatorios que a fines de junio iniciaron la inmunización de la población, lo que también evidencia el quehacer revolucionario de los agramontinos.

Quieren destruirnos

“Los jóvenes cubanos debemos entender que tenemos un enemigo común que quiere dividirnos llamando al enfrentamiento violento para convertir a Cuba en colonia yanqui”, expresó el joven profesor de educación física Leandro Carreño Roja.

El espirituano explica que la orden de combate a la que llamó el presidente de la República nos convoca a defender las conquistas dedicándonos al trabajo creador y procurando la unidad de todos.

Agrega Leandro Carreño que, por convicción, en varias ocasiones ha participado en la línea roja en centros para pacientes enfermos de Covid-19 y sistemáticamente dona sangre, porque eso es estar en combate por la Patria.

Ese profesor de Educación Física recientemente recibió amenazas desde el exterior por un video donde condenó las acciones vandálicas, pero también el reconocimiento y apoyo de quienes saben que es un trabajador consagrado.

Preservar bienes estatales y privados

Alertas y combativos están pobladores de Granma identificados plenamente con la Revolución, y reafirman que impedirán a enemigos internos crear desórdenes públicos e intentar destruir bienes estatales y privados.

En ese territorio fuerzas especializadas del Ministerio del Interior garantizan la tranquilidad ciudadana con el apoyo de los cederistas, federadas y trabajadores en los barrios y comunidades, convencidos de que las calles son de los revolucionarios.

Este lunes se reinician las labores en fábricas, industrias, centros del comercio y la gastronomía, y en los campos agrícolas para continuar la siembra y cosecha de cultivos varios, de arroz y otros renglones que son la base alimentaria de los granmenses.

Como en los  días iniciales del triunfo de enero, el pueblo de Granma preserva la unidad y mantiene la Revolución, como bastión inexpugnable ante el imperio yanqui.