La Habana, Cuba. – Desde este lunes se inicia en todo el país la campaña de declaración y pago de tributos, un acto de obligatorio cumplimiento por los contribuyentes, anunció la jefa de la Oficina de Administración Tributaria, María Blanca Ortega.

Para las personas naturales la declaración jurada de ingresos personales se extenderá hasta el 30 de abril, mientras que la liquidación del impuesto sobre utilidades para las personas jurídicas termina el 31 de marzo.

Los contribuyentes de los impuestos sobre el Transporte Terrestre y por la Propiedad o Posesión de Embarcaciones tendrán un plazo mayor de pago hasta el 30 de septiembre.

La jefa de la ONAT recordó que a quienes paguen el tributo antes del 28 de febrero se les descuenta el cinco por ciento del importe y un veinte en el caso del impuesto terrestre, así como un tres por ciento a las personas naturales que utilicen la aplicación Transfermóvil.

Obligatoriedad legal

La jefa de la Oficina de Administración Tributaria, María Blanca Ortega, explicó que en la campaña tributaria que se inicia hoy se establece para todas las personas jurídicas, es decir las entidades, la obligatoriedad de presentar la Declaración Jurada en formato digital, debidamente firmada.

Para las entidades del sector agropecuario la variante digital será opcional de acuerdo a sus posibilidades, aunque las personas naturales que poseen firma digital también podrán hacer la Declaración por esa vía y los demás por el tradicional buzón municipal.

Aquellas personas jurídicas y naturales que aún no tengan firma electrónica podrán obtenerla en las empresas responsabilizadas con emitir el certificado correspondiente.

La declaración y pago de tributos es la principal fuente de ingresos que obtiene el Estado para financiar los gastos públicos y contribuir al crecimiento económico del país.