La mayoría de las obras serán inauguradas el 14 de julio próximo. Foto: Tomada de Opciones

Un área especializada para la atención a discapacitados y embarazadas, estará disponible en julio próximo en la Terminal de La Habana, como parte de los trabajos previstos por la Empresa de Ómnibus Nacionales para ofrecer mejor servicio a la población.

Roberto Ricardo Marrero, director de la empresa, anunció que con el fin de elevar el confort de los pasajeros, se concluyó la reparación del falso techo, el piso, la sala de espera, así como también del puesto médico y el salón para reservaciones de última hora.

Constructores estatales y privados, continúan la restauración de la marquesina de la salida por la Avenida 19 de Mayo, y otros dos salones de espera para los viajeros con reservaciones.

La mayoría de las obras, afirmó el directivo, serán inauguradas el 14 de julio próximo, como parte de las medidas adoptadas por la empresa para dar inicio al plan del verano.