La Habana. – Para Cuba el desarrollo del llamado gobierno electrónico se consolida como una de las prioridades de la nación en pos de elevar la eficacia y la eficiencia del accionar gubernamental.

La Mayor de las Antillas ha implementado para su establecimiento y desarrollo cuatro etapas fundamentales: Presencia, Interacción, Transacción y Transformación.

La pandemia contribuyó a demostrar la importancia y la pertinencia de los portales institucionales, que permiten acercar al Poder Popular y los distintos organismos gubernamentales a cada ciudadano, facilitando también el acceso a la información estructurada y organizada.

Cuba ya tiene vencida la etapa de Presencia, y trabaja en la consolidación de las tres restantes en un camino no exento de dificultades pero que conllevará la correcta retroalimentación del pueblo y su gobierno.