Baracoa, Cuba.- En medio de la reconstrucción pos Matthew, el espíritu optimista y de laboriosidad mueve a los pobladores del Consejo Popular Quibiján, la zona del municipio de Baracoa que más rápido logra borrar las huellas del destructivo huracán de categoría cuatro.

Hoy en esa localidad está reparado cerca del 50 por ciento de las viviendas afectadas, y en el avanzado paso rehabilitador es significativa la ayuda solidaria entre vecinos, quienes han formado brigadas para reparar techos, puertas y ventanas.

Jorge Guilarte, presidente de la zona de defensa, subrayó que ha sido primordial el trabajo de los CDR para la atención a damnificados en Quibiján, que permitió que la mayoría de los vecinos tuvieran en sus manos los recursos materiales necesarios.

Entre los muchos pobladores que agradecen, figura Damiannis Matos, quien perdió su casa por la fuerza del meteoro, y hoy ve erigir una más fuerte y en área más segura.