La Habana, Cuba. Desde el paso de La Habana a la fase de transmisión autóctona limitada, numerosas han sido las medidas adoptadas por el Consejo de Defensa Provincial en función de frenar la propagación de la pandemia.

Sin embargo, ese objetivo no ha podido lograrse y las cifras continúan incrementándose aceleradamente.

Ello indica que no es suficiente con la voluntad de las máximas autoridades de la capital y del país, sino que es vital que cada ciudadano cumpla con los protocolos sanitarios establecidos para poder ganar esta batalla por la vida.

Más allá de la individualidad, debemos pensar responsablemente en el otro, en el vecino, amigo, abuelos y nuestros niños.

Nos toca desde el hogar velar por la protección de todos, pues si no asumimos que solo nosotros podemos hacer que los números de enfermos disminuyan, difícilmente podremos retornar la normalidad a nuestras vidas.

Etiquetas: - - -