La Habana, Cuba. – ¡Para que se vaya el coronavirus!, dicen casi al unísono los hermanos Adrián y Andrés al responder por qué se vacunaron.

Ellos tienen 4 y 5 años y recibieron la primera dosis de Soberana 02 en el ensayo clínico Soberana-Pediatría, en el Hospital Juan Manuel Márquez, en La Habana. Acompañados por su agradecida mamá, los pequeños visitaron la consulta de seguimiento a las 24 horas de haber recibido la vacuna junto a otros niños de 3 a 11 años.

La directora de Investigaciones Clínicas del Instituto Finlay de Vacunas, Meiby de la Caridad Rodríguez, explicó que todos los infantes van a tener tres días de seguimiento con vigilancia activa a las 24, 48 y 72 horas, y luego a los 7 días.

Recalcó que la seguridad demostrada de Soberana 02 en adolescentes permitió iniciar la fase I del ensayo en los más pequeños.

Imprescindible protegerlos

La directora de Investigaciones Clínicas del Instituto Finlay de Vacunas, Meiby de la Caridad Rodríguez, destacó que mientras se desarrolla la secuencia dos de la Fase I del ensayo clínico Soberana-Pediatría con niños entre 3 y 11 años, se extiende la Fase II con adolescentes entre 12 y 18 años a otros sitios clínicos en La Habana.

Resaltó que como parte de ese proceso en el Hospital Pediátrico Juan Manuel Márquez, al igual que en los Policlínicos “5 de septiembre”, de Playa, y “Carlos J. Finlay”, de Marianao, se inició la Fase II en adolescentes.

Yumara Díaz, especialista en evaluación clínica de medicamentos y biológicos del CECMED, autoridad reguladora nacional, asegura que vigilan las buenas prácticas clínicas y el cumplimiento de los protocolos en el rigoroso ensayo Soberana-Pediatría, que avanza por la sonrisa de niños como Adrián y Andrés.

 

Fotos: Yoanny Duardo Guevara