Compartir

La Habana. – Cuba celebra hoy el Día Mundial de la Hipertensión con un encomiable subsistema de Atención Primaria de Salud que cubre todo el país e incluye el Programa de Prevención y Control de esa enfermedad.

De acuerdo con la doctora Marcy Calderón, jefa del departamento nacional de Enfermedades No Transmisibles del Ministerio de Salud Pública (MINSAP), dicho programa data de finales de la década de 1970 y se realizan actualizaciones y evaluaciones periódicas.

El desarrollo de investigaciones y la vigilancia mediante encuestas nacionales, con la participación de instituciones del Sistema Nacional de Salud, se unen a la utilización de nuevas tecnologías, entre ellas las aplicaciones para teléfonos móviles.

Según Calderón, Cuba cuenta con el apoyo de la Oficina Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la Salud, con las que desarrolla proyectos de cooperación técnica.

 Atentos a enfermedades cardiovasculares

La hipertensión arterial afecta a más del 30 por ciento de la población adulta mundial y constituye el principal factor de riesgo de enfermedades cardiovasculares, especialmente coronarias y cerebrovasculares.

Según el doctor Jorge Luis León Álvarez, miembro de la comisión nacional técnico-asesora de hipertensión arterial del MINSAP, en Cuba existen unos 2 millones y medio de personas, mayores de 18 años, que padecen esa enfermedad.

La medición de la presión arterial es quizás el procedimiento que se realiza con más frecuencia en la medicina clínica y resulta fundamental para el diagnóstico y tratamiento adecuado de la hipertensión.

Cuba recibió a finales de septiembre último el Premio a la Excelencia Organizacional en la Prevención y Control de la Hipertensión Arterial que otorga la Liga Mundial de Hipertensión.