La Habana, Cuba. – La Ley de Salud Pública aprobada por la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba, genera expectativas en la población por su impacto para el sistema asistencial de la isla caribeña.

De acuerdo con el director del hospital provincial de Ciego de Ávila, doctor Alberto Moronta, la normativa refrenda el principio constitucional de respeto al acceso gratuito y con calidad a los servicios de salud en el país.

Moronta destacó que el instrumento legal refuerza y atempera a los tiempos modernos, los deberes y derechos de las personas que acceden a los servicios de salud, así como la debida protección a los trabajadores de ese vital sector de la sociedad.

Aseguró el joven parlamentario que la normativa está en correspondencia con el marco regulatorio internacional y los sistemas de salud en el mundo, al tiempo que afianza la visión estratégica hacia el futuro de la medicina cubana.