Compartir

Desde la antigüedad se ha venerado a la Madre Naturaleza, por los numerosos elementos que ella provee, no solo para nutrir el organismo, sino que también son muy útiles en cuanto a tratamientos de belleza.

Como es el caso de la miel, que se considera uno de los limpiadores naturales más empleados, incluso está presente en ciertos jabones.

Por tal razón, en la sección fija de los jueves hoy le traemos una receta a base de ese milagroso producto que puede ser utilizado como una alternativa para exfoliar y limpiar el cutis.

Lo primero que debe de hacer es mezclar dos cucharadas de miel con una de bicarbonato, una vez obtenida la mezcla, pase a aplicarla de manera suave sobre todo el rostro y el cuello.

Al término de los quince minutos de aplicada retírela con abundante agua fría. Se recomienda repetir el tratamiento tres veces por semana.

Etiquetas: